14 diciembre, 2016 / by Guerra / Sin categoría / No Comments

Cómo evitar la artritis

La artritis es una enfermedad que cada día afecta a más personas en España, sin embargo, según el reumatologo Jaume Graell, existen algunas conductas que puedan ayudarnos a evitar esta dolencia. 

Una de ellas es realizar ejercicio físico de manera diaria.  A pesar de que los tópicos dicen que hacer ejercicio es malo para las articulaciones, esto no es verdad. Al contrario, la inactividad provoca que los músculos estén más débiles lo que influye en las articulaciones. 

No se trata de volverse un experto en atletismo o de estar en las principales competiciones, sino de entrenar a nuestro cuerpo con actividades como la natación, el yoga o simplemente caminar durante media hora para mantener la flexibilidad de nuestras articulaciones. 

El movimiento de la articulación también contribuye a lubricarla y a nutrir el cartílago, incrementando su fuerza. 

Además, el ejercicio nos ayudará a mejorar el sistema cardiovascular, pulmonar y otros funciones del organismo. 

Es importante, que si las personas llevan tiempo sin hacer ninguna actividad física, empiecen poco a poco para no incrementar las posibilidades de tener una lesión. 

Otro punto que nos puede ayudar a prevenir la artritis es la buena postura. Debemos evitar encorvanos y mantenernos erguidos, así como huir de las sillas bajas para reducir la tensión que sufren rodillas y caderas al sentarnos y levantarnos.

 

También, es fundamental tener un control de peso para prevenir la artritis, ya que las personas que se mantienen en su peso ideal poseen una mejor salud en sus articulaciones que las personas obesas o con sobrepeso.

La obesidad provoca problemas  musculares que afectan principalmente a las piernas, pies, tobillos, espalda y rodillas que deben soportar el exceso de peso.

De hecho, cada kilogramo adicional de grasa corporal aumenta la carga de compresión sobre la rodilla en aproximadamente 4 kilogramos.

Para controlar nuestro peso, debemos eliminar  los alimentos con azúcares, carbohidratos y almidones de nuestra dieta y limitar la ingesta de fructosa.

Por otra parte, hay que procurar consumir vitaminas A, C y E por su acción antioxidante mediante las verduras y hortalizas como la zanahoria o las calabazas.

Siguiendo estos consejos, conseguiremos evitar la artritis o reducir sus efectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *